¿Cómo llegué aquí?

¿Por qué la prensa deportiva?, Es más, ¿Por qué periodismo?

Cuando no tengo un peso en la cartera y las tarjetas están en el tope, también me lo pregunto: Carajo, mi mamá me decía que fuera abogado, mi papá que fuera ingeniero como él. Pero no, el niño decidió ser periodista.

Y sí, lo decidió el niño, porque lo tengo claro desde antes de entrar a la secundaria, y como todo, confieso que hasta quería ser famoso presentando noticias en la tele.

Desde siempre vivo sobre una avenida, así que no había mucha manera de salir a jugar a la calle, por lo que mis amigos de la infancia se limitaban básicamente a los de la escuela, eso y que sinceramente los vecinos eran mayores que yo y me caían bastante gordos.

Así pues aprendí a jugar solo… En el pasillo de mi edificio, el cual disfrazaba de estadio Jalisco, mientras esos miles de mosaicos circulares eran los aficionados.

Inspirado por las narraciones de Gerardo Peña, de José Ramón Fernández y de Raúl Orvañanos, entre otros, jugaba contra rivales imaginarios mientras narraba las acciones de mis jugadores favoritos.

Cada tarde un nuevo partido, cada tarde un triunfo glorioso de mis Chivas Rayadas.

Conmigo en la narración, el Zully Ledesma volaba de poste a poste para evitar los goles, Quirarte y Demetrio Madero eran unas torres insuperables, Sergio Lugo y el “Pelón” Gutiérrez volaban por las bandas mientras que el “Wendy” Mendizabal era una locomotora en la contención.

chivas-guadalajara-futbol-zuly-ledezma-revista-oficial-1984-3728-MLM53098386_2830-O

Algunas tardes lo acompañaban en la media el Cadaver Valdés y otras Omar Arellano, difícilmente “Alberto Guerra” le daba minutos a Alejandro Guerrero o a Néstor de la Torre.

En la creación, el “Chepo” de la Torre y Benjamín Galindo surtían balones sin parar al “Concho” Rodríguez que siempre centraba “como si fuera con la mano” al “Yayo” de la Torre que no fallaba ni una.

Así en mi cabeza transcurría el campeonato, cada tarde un rival y si por algo, seguramente una tarea, no salía a jugar, se declaraba empate… Es más, el calendario era tan específico que el día que tocaba juego contra el América, hasta me ponía el uniforme de las Chivas.

n_chivas_guadalajara_historia-3788296

A veces hasta tenía público -una pareja de ancianos españoles que vivían en el departamento de arriba- que seguramente se divertían con el show y más de una vez le preguntaron a mi mamá si jugaba con otros niños, pues el escándalo era tal que seguramente era imposible que lo hiciera uno solo.

Cuando llegué a la secundaria, Enrique Bermúdez y Raúl Orvañanos eran los narradores de moda y solíamos hacer concursos para saber quien imitaba mejor al Perro… No había contendiente, aunque imitaba mucho mejor al doctor Morales, el del box.

En la prepa se reafirmó la constante de mi vida, mi salón era el más desmadrozo de toda la escuela.

En clase de física, de geografía y a veces en las de dibujo, quitábamos los pupitres y los amontonábamos a manera de gradas, no me explico como los que estaban en la parte superior no se caían, pero en medio se hacían partidos memorables.

Yo, que para variar estaba condicionado por disciplina, prefería no jugar “por si entraba el prefecto”, mejor narraba los juegos. A veces con la voz del Perro, otras lo transmitía TV Azteca y había que hacer a José Ramón o a Emilio Fernando, eso si era reto, pero demasiado divertido.

En 2003 me gradúe como periodista, trabajé con Enrique Bermúdez y también con José Ramón, pero nunca narré un partido de futbol de manera profesional. Hay mucho tiempo por delante.

Anuncios

2 comentarios en “¿Cómo llegué aquí?

  1. Mi infancia siempre estuvo llena de esas magníficas narraciones!!! Era increíble sentir como nos transpotabas a todos al estadio, si hubiera habido tanta tecnología ya estarías es youtube y no solo en nuestros recuerdos, pero si aun queda mucho tiempo por delante!!!

    Me gusta

  2. Tssss… ¡qué bonito post!
    La neta yo recuerdo que siempre me vi hablando por radio o escribiendo a máquina de escribir como en las películas, pero estaba necia con otras carreras cuando siempre me gustó y disfruté escribir.
    Te mando abrazos y suerte pa’l blog.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s