De Resorte a Nacho (Parte 2) 

Por años evité entrevistar individuos que no tuvieran que ver con mis intereses profesionales, aunque de vez en vez me daba el lujo de hacer cosas “extrañas”.

Entrevistar al dueño de un circo, por ejemplo.

Pero nadie como Nacho… 

Una mañana el buen amigo Jorge Reyes, editor de Guiametro me ofreció entrevistar a Nacho Vegas. 

Mi primera reacción fue de “déjame ver si puedo”, pero después me decidí.

De Nacho conozco los versos, la música y la locura. Su gran afición, más que vicio, por inyectarse heroína y la obscuridad de su alma.

Lo he escuchado hablar de sus letras, de cómo surgieron y sé, a diferencia de muchos, que “El Hombre que casi conoció a Michi Panero” no es un homenaje sino una forma de ridiculizar al único Panero que es un don nadie.

Sé que Nacho llegó a la mayoría de nuestros oídos por un empujón de Bunbury, pero en su estilo único, es mucho artista, mucho más poeta, mucho menos cantante pero mucho más obscuro.La entrevista fue breve, 10 minutos apenas pero sirvió para exorcizar a los demonios del fracaso con Resorte tres lustros después. 

Al final en esto siempre hay “Nuevos Planes, idénticas estrategias” y nada más. 

PD. Tras Nacho vino Alondra de la Parra y lo que se junte…

¿Mi mejor entrevista? Por mucho Alejandro Solalinde para El Universal. 

¿La más graciosa? Gabriele Tarquini para Radio Fórmula. 

¿La que menos disfruté? No sé, quizá una que le hice a un Wey que renta aviones privados. Fue para Fahrenheit. 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s