Falsa humildad 

“Hay como duele ser humilde… hay como duele ser así, incomprendido por aquellos que no entiende que no saben ni comprenden este don en mí…”

La humildad: ese don, virtud -o lo que quiera que sea- tan celebrado en nuestros días.

La modestia, aún más celebrada pero poco productiva… Generalmente ambas son falsas…

Yo hace tiempo que decidí no practicarlas porque no sería justo conmigo mismo negar que tengo ciertas capacidades o bien que merezco lo que tengo, malo o bueno.

Cada quien es libre de ser y hacer lo que quiera y yo preferí ser un tanto ególatra y hasta engreído, no la modestia no va conmigo y la falsa mucho menos porque dejaría de ser alguien recto.

Me molestan los falsos humildes y más los falsos modestos porque en realidad son más ególatras y presumidos que uno que lo acepta.

Al final creen que cada triunfo en un equipo es para ellos nada más y gracias a sus “grandes aportes”, aunque les pese avanzar con la mínima carga en su hombro.

Esos falsos humildes y modestos lo son tanto que necesitan gente a su alrededor que les recuerde lo buenos que son…

En fin, que cada quien sea tan falso como su conciencia de lo permita…


PD. La cita es de la canción “Hay como duele ser humilde” de Martín Valverde, músico católico que habla en este tema precisamente de los “humildes” que presumen, más o menos, no sé, hace 15 años o más que no la escucho…

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s