A veces… 

A veces nos clavamos tanto en trascender de manera profesional que olvidamos lo personal.

Ese plano que en realidad es tan importante para todos y que a la postre es el que más vale y que sin embargo descuidamos.

Amigos, familia, pareja, todo es muchas veces puesto en una caja mientras nos centramos en “triunfar”.

¿Pero qué clase de triunfo hay en la soledad? 

¿Vale de algo ser alguien sin nadie al lado a quien abrazar? 

Seguro les ha ocurrido que pasan por un lugar y recuerdan a alguien con quien estuvieron ahí, un amigo, un familiar, un viejo amor. 

A veces el recuerdo es feo, pero otras es inevitable sonreír y recordar el momento. 

Hoy me pregunto si a alguien le pasará conmigo, ósea, que pase por un parque, un bar, un café o una simple banqueta y se acuerde de mí.

¿Será que en mi pasado hay alguien para quien fui trascendente? 

Quiero pensar que si… 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s