El mágico mundo del gancho fácil

Las redes sociales son eso, un mundo en el que cualquiera se puede enganchar con una información falsa y darla por un hecho científico, comprobado, inequívoco, vaya, casi un dogma de fe.

En lo particular, como ya lo saben, soy un fanático de rascarle a toda aquella historia que me suene a fantasía y por lo regular le atino.

Hoy vi que alguien en mi muro de Facebook compartía las hazañas de un mequetrefe llamado Hamza Bendelladj, un hacker de poca monta al que las redes sociales llaman “Robin Hood” y lamentan que Estados Unidos lo haya ejecutado por no llegar a un acuerdo con Israel.

El tipo jamás fue ejecutado, de hecho los crímenes informáticos no alcanzan penas capitales y por si fuera poco, dista mucho de ser un Robin Hood, al menos para los estándares de EEUU, pues robó dinero de sus bancos gracias a un virus informático.

Captura de pantalla 2016-02-17 a las 1

Algo de ese dinero lo dio a instituciones palestinas y lo demás lo gastó en una vida de lujo que jamás imaginó. No, no donó el dinero para combatir el hambre en África.

El caso es obscuro y en realidad no hay mucha información, pues Estados Unidos decidió acusarlo por el uso del virus y no por el robo del dinero, así que le restó emoción a todo el caso.

Este caso me recuerda a aquella fotografía falsa de un supuesto torero sentado en el borde del ruedo “arrepentido” por lo que hacía. Un vil montaje que aquí les explico.

El tal Álvaro Munera “torero rehabilitado” no es el que aparece en la imagen, en ella sale Sánchez Vara, quien evidentemente aún no se retira y lejos de estarse arrepintiendo o llorando por el toro, está haciendo un desplante luego de tirarse a matar.

La fotografía incluía un texto muy profundo, según escrito por Munera, pero que en realidad pertenece a Antonio Gala, dramaturgo y articulista español.

Álvaro Munera, colombiano, era efectivamente un torero -bastante malo por cierto- quien dejó “la fiesta”, no por arrepentimiento, sino porque un toro le dejó tetrapléjico, ahora se dice arrepentido y encabeza movimientos antitaurinos en lugares en los que no hay corridas, como Miami.

El-fake-de-la-foto-de-un-arrepentimiento-torero-que-se-convirtió-en-viral

Cabe mencionar que Munera vivió por mas de 20 años (su cornada se dio en 1984) de la ayuda y festivales taurinos dedicados a él y que organizaban otros toreros a quienes dijo “llevaré siempre en mi corazón”, hasta que se retiraron y dejaron de pasarle dinero.

Por cierto, la fotografía de la cornada que circula en las redes, tampoco es la de de Munera, la suya apenas aparece en algún sitio taurino en blanco y negro.

En fin, casos como estos dos hay cientos en redes sociales, de la misma manera que hay cientos de sitios fake o miles de tipos que juran que curan el cáncer si llegan a mil likes.

No critico que crean todo lo que ven, pues están en su derecho, pero si los invito a que si en algún sitio o red social ven algo que les “brinca”, San Google siempre está dispuesto a ayudarlos. Amén.

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s