“Be careful what you wish for”

¿No les pasa que una frase que alguien les dijo alguna vez hasta el cansancio cobra sentido de golpe y porrazo en un momento de su vida? 

Esa noche bebíamos whiskey que poco sabía a alcohol en un bar de Coyoacán, y fue la primera vez que me dijo su frase más emblemática. 

Me contó que deseaba con todas sus fuerzas trabajar en Disney World y ser La Cenicienta, como en los cuentos de hadas.

Al fin, un día pudo trabajar en Disney y cuando su jefe le preguntó lo que quería hacer, ella le contó su deseo.

Así fue, le cumplieron el sueño, pero no le dieron el vestido de la princesa, a lo mucho lo que recibió fue una cubeta y una esponja, era Cenicienta, pero en su versión menos glam.

“Be careful what you wish for”.

Tiempo después conocí una princesa nueva, con ella no bebía whiskey sino cerveza, que saben que poco me gusta.

Una noche le dije que sabía que un día me dejaría; yo no quería que pasara pero deseaba decirle lo que sentía. Ella juraba que eso no pasaría nunca, pero adivinen…

“Be careful what you wish for”

Hace unas horas, ella insistió tanto con respecto a un tema que creo que ninguno quiere que ocurra, no por ahora, no así, pero ella deseaba tanto decírmelo, que quizá invoque a un fantasma que no pueda controlar. 

Nadie sabe el futuro, por eso no hay que plantear deseos infames jamás. 

Yo recordé la frase y las veces que me ha golpeado desde aquella noche que entre copas y una versión “Live” de Persiana Americana, escuché en Coyoacán. 

Y solo le dije: “Be careful what you wish for”.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s